2013-2019 - APDECA.ORG - Todos los derechos reservados 

PEDIATRÍA DEL DESARROLLO

QUÉ ES LA PEDIATRÍA DEL DESARROLLO

Es una rama de la pediatría que estudia el proceso de maduración del individuo, para intentar prevenir,  diagnosticar y tratar los problemas del desarrollo. Sus raíces provienen de dos corrientes inicialmente separadas, Desarrollo y Conducta.

Se especializa en las dificultades que involucran a las distintas áreas del desarrollo, como el lenguaje y la comunicación, la conducta, los aprendizajes, la socialización o los hábitos de la vida diaria, entre otros.

 

Ante la preocupación de los padres por alguna de estas dificultades (“demora en hablar”, “se enoja mucho”, “le cuesta relacionarse con otros”, “le cuesta aprender”, “parece un niño más pequeño”, etc), es importante consultar con su pediatra de cabecera, quien podrá derivarlos al pediatra del desarrollo para realizar una evaluación, arribar a un diagnóstico y orientar tratamientos específicos, que tengan como objetivo mejorar su calidad de vida y participación en la sociedad. Luego realizará consultas de seguimiento para ver la evolución, nuevos desafíos o preocupaciones familiares, y direccionar los tratamientos, estando en contacto con los terapeutas, la escuela y su pediatra de cabecera.

Durante la segunda mitad del siglo XX, los países latinoamericanos comenzaron a experimentar grandes transformaciones en sus condiciones de salud relacionadas a cambios demográficos, socioeconómicos y medioambientales a consecuencia de la industrialización, urbanización y educación de su población. A medida que se modifica la estructura demográfica y mejoran las condiciones socioeconómicas y educacionales de los países se produce una serie de cambios en sus perfiles epidemiológicos, proceso denominado «transición epidemiológica».

La transición epidemiológica en la infancia plantea importantes cambios y desafíos para el pediatra del s. XXI. En el siglo XX, la medicina y la salud pública vencieron las mayores causas de morbimortalidad infantil: infecciones y desnutrición. En el lugar de estos viejos problemas de salud pública hay un nuevo conjunto de enfermedades de rápido aumento en la prevalencia, las llamadas “nuevas morbilidades”.

 

Los Trastornos del Desarrollo forman parte de la  “nueva morbilidad¨ y son frecuentes, en estudios epidemiológicos variados se admite una cifra del 20 % en la consulta pediátrica. Esto condiciona un planteo “anticipatorio” en el diagnóstico de los trastornos del desarrollo y la necesidad de una “intervención temprana y apropiada” acorde a un “diagnóstico categórico prioritario” y luego dimensionarlo acorde a la singularidad del niño, su familia y a la patología orgánica (si existe) que la condiciona.

QUÉ ES EL DESARROLLO

Adquisición continua y progresiva de habilidades a lo largo de la infancia, relativas al lenguaje, la cognición, la motricidad, la interacción social y la conducta.

 

En este proceso dinámico participan el niño y su ambiente, influyéndose mutuamente, y evolucionando en una dirección particular.

EN QUÉ CONSISTE UNA EVALUACIÓN DEL DESARROLLO
  • Historia clínica orientada al desarrollo, preguntando sobre las preocupaciones de los padres y las distintas áreas del desarrollo de su hijo.

  • Observación clínica del desarrollo, y cuando sea necesario, aplicación de pruebas estandarizados o solicitud de evaluaciones por otros profesionales 

  • Conocimiento del niño en otros contextos, como en el jardín/escuela, tratamientos, etc, a través de lectura de informes, videos o comunicación con otros profesionales.

  • Plantear objetivos. Poner objetivos en conjunto con los padres

HISTORIA DE LA PEDIATRÍA DEL DESARROLLO